Según un estudio reciente, tres de cuatro mujeres británicas escogerían a un hombre con rollitos, en vez de uno con los músculos abdominales bien definidos. Veintitrés millones de mujeres piensan que los hombres musculosos les apagan la pasión y el 96% predice que una cita con un tipo obsesionado con sus abdominales podría ser deprimente.

giphy (30)

Las estadísticas son el resultado de un estudio comisionado para marcar el lanzamiento en DVD de “Neighbors”, una película con varias escenas donde aparecen sin camisa los actores Seth Rogen y Zac Efron.

Otro estudio reciente reveló que cuando se trata de constitución física, las mujeres prefieren que sus hombres tengan un poco más “por dónde agarrarlos”. Además, el 74% de las mujeres en la encuesta dijeron que se sentirían cohibidas desvistiéndose frente a un hombre perfectamente tonificado. Eso no significa que no miren las líneas musculares de Zac Effron, pero es solo para fantasear.

En la vida real, las mujeres no quieren en su cama un cuerpo esculpido a la perfección porque les preocupa no tener su cuerpo a la altura del de él. Según la terapista sexual Tracey Cox, las mujeres evitamos tener relaciones con hombres en óptimas condiciones físicas porque no creemos poder vivir al nivel de sus estándares. Se requiere una autoestima muy robusta y una imagen corporal sólida, para mantenerse objetiva sobre el peso cuando el cuerpo ideal es tan difícil de alcanzar hasta para las modelos.

En conclusión, el 56% de las mujeres prefieren salir con un hombre de talla grande seguro de sí mismo, que con un fisiculturista inseguro y narcisista. A muchas no les importa si el cuerpo del hombre ha visto mejores días ni están a la caza de modelos masculinos. Incluso afirman que los hombres gordos son “suaves, sensuales, lindos, mejores amantes y muy complacientes”.

Comments

comments

Leer Más